Consideraciones para Implementar la Ley de Fomento al Reciclaje

« Volver

¿Cuál es el objetivo principal en la implementación de la Ley de Fomento al reciclaje?

Como Asociación de Reciclaje, valoramos esta Ley. Creemos que lo más importante es lograr disminuir las toneladas de productos reciclables que se botan en vertederos o se disponen en rellenos sanitarios. Para aumentar las tasas de reciclaje es indispensable agotar todos los esfuerzos por generar un cambio en el mundo domiciliario que ha sido lamentablemente desatendido por las autoridades nacionales en materia de reciclaje. Casas, condominios, edificios, zonas públicas que generan miles de toneladas de productos potencialmente valorizables, son testigos de un sistema inmaduro en términos de conciencia medioambiental. Estimaciones indican que más del 40% de los residuos domiciliarios son potencialmente reciclables y por su puesto valorizables.

Para lograrlo, se requiere que el foco esté en el reciclaje domiciliario con separación en origen, en donde los residuos no estén contaminados o mezclados con materia orgánica.

¿Cuál será el rol de las municipalidades?

Sin duda su rol en la recolección es vital, sin embargo, se requiere una nueva cultura. Se requiere un quiebre en la forma de pensar de algunas municipalidades y operadores de recolección de residuos domiciliarios. Es justamente el desafío más importante para lograr objetivos más rápidos de reciclaje domiciliario.

Los municipios deben participar progresiva y obligatoriamente en la separación en origen. Desde sus inicios los contratos a largo plazo de transporte de basura municipal domiciliaria, han impedido y siguen impidiendo la separación en origen. Cuando estos acuerdos sean renovados debería incluirse obligatoriamente el concepto de separación en origen en los lugares en que pueda operarse.

Además necesariamente deberá cambiarse la normativa de construcción de edificios, condominios, hospitales, liceos, aeropuertos, etc., para evitar que los desechos se eliminen por los mismos sistemas o conductos mezclados con la basura.  Hasta ahora ha sido imposible obtener que se modernicen las normas sobre construcción.

Las municipalidades, en la nueva ley, van a ser una unidad clave entre los ciudadanos y los sistemas de gestión de los productores para que el reciclaje sea eficiente.

Las tasas de reciclaje de Chile son todavía muy bajas en comparación a la OCDE; las mejorías pasan a través de la recolección domiciliara con suporte de largo plazo en termino de educación.

 

¿Se puede asegurar la libre competencia por los residuos en este sector?

Creo que es la respuesta más difícil de contestar pues nos preocupa la posibilidad de que las municipalidades perpetúen su dominio recolector, por lo demás muy cuestionado en medios de prensa debido a las formas poco transparentes usadas para bloquear la entrada de nuevos actores, pero más aún nos preocupa las acciones validadas por el Ministerio de Medio Ambiente que justamente les permiten ampliar su concentración de dominio al pre-tratamiento de residuos.

En especial, cuando el Ministerio de Medio Ambiente crea el Fondo del Reciclaje para que municipalidades postulen a éstos sin concurso público y además desarrollando una línea de financiamiento con el fin de subsidiar el pre-tratamiento de este sector, estimo que atenta directamente contra la libre competencia; además estamos convencidos que este sistema no valora un uso eficiente de los fondos públicos.

Lo anterior se fundamenta dado que los sistemas de gestión colectivos podrán realizar convenios de recolección con las municipalidades sin licitación pública alguna, lo cual está validado por la ley recientemente aprobada. Adicionalmente un reglamento podrá subsidiar la integración vertical de municipalidades en el pre-tratamiento, lo cual no deja en igualdad de condiciones al resto de los actores.

 

¿Cómo es el mercado de reciclaje actualmente?

Actualmente hay muchas empresas preocupadas seriamente por reciclar, pero también hay algunas que operan en la informalidad más absoluta sin que la autoridad sanitaria, ni la de medio ambiente, ni la del trabajo, ni la tributaria las controle en forma sistemática lo que lleva a que se constituya una competencia desleal contra las que operan formalmente.

Una misión fundamental es asegurar que la formalidad constituya un beneficio para las empresas y no una obstrucción como lo está siendo en muchos casos, lo que atenta contra la libre competencia.

Ser formal implica respetar sin excepción las normas en todo ámbito, ya sean medioambientales, sanitarias, sociales, tributarias, contractuales y en general de buenas prácticas comerciales. Sin embargo, quienes lo han experimentado, también saben que para lograrlo se requiere de un tremendo esfuerzo y de grandes inversiones tecnológicas y de tiempo.

No se puede permitir que quienes dicen llamarse empresas y que trabajan en la informalidad, tengan evidentes ventajas comparativas y competitivas frente a los formales. Para quienes operan actualmente en esta industria, no es nuevo encontrarse con competencia desleal, que en muchos casos opera de forma casi clandestina e incluso fraudulenta.

Por lo anterior, las autoridades deben fiscalizar severamente a quienes no cumplen para así generar barreras de entrada a la competencia desleal, logrando que el sector formal sea aún más atractivo para la inversión.

 

¿Cómo se logra fiscalizar sin personal suficiente para ello?

Con sistemas de inteligencia e información que puedan recolectar datos trazables sin burocracia obstructiva, de acceso fácil, con gran interacción y por supuesto que no generen gran trabajo manual a las empresas destinatarias de residuos; deben evitarse exigencias absurdas de índole burocrática respecto de la información de los productos recibidos por los recicladores industriales.

Un sistema de esta índole debiera destacarse por tener una plataforma robusta, lógica, inteligente y que valide datos automáticamente haciendo que la experiencia del usuario sea eficiente, simple y automatizada. Entidades como Servicio de Impuestos Internos, Ministerios de Medio Ambiente, Salud, Economía incluso Aduanas y Policía de Investigaciones, debieran cruzar información universal para permitir una trazabilidad y fiscalización inteligente.

 

¿Hay algo que quisiera agregar?

Si, un desafío importantísimo es entender que este proceso es gradual y que los resultados no serán inmediatos por lo que no hay tiempo que perder. Los objetivos deben fundarse en una visión de largo plazo, evitando que presiones políticas, burocráticas y de grupos de interés que entorpecen su avance.

Consideramos vital e indispensable que el gobierno escuche la experiencia de quienes reciclan actualmente en el país antes de implementar leyes, reglamentos, decretos, resoluciones. Creemos que si bien la buena intención por parte del gobierno está presente, los impactos que generan las medidas aplicadas podrían ser mucho mejores si se tomase en consideración la experiencia de los recicladores industriales.