Necesitamos migrar a un modelo de recuperación de productos reciclables

« Volver

 

Asociación Nacional de la Industria del Reciclaje (ANIR), representa a industriales del servicio, logística, reutilización, pre-tratamiento y tratamiento de los residuos como el aceite mineral y vegetal, plástico, metales, papeles, cartones, neumáticos, baterías, vidrio, biomasa forestal, agrícola y de pesca, entre otros.

Nos motiva que más empresas y personas apliquen la cultura de reutilizar y reciclar en su entorno. Para ello se requiere que se fortalezca la clasificación y separación en origen.

Chile, para disminuir significativamente la cantidad de toneladas de residuos que se van a vertederos y rellenos sanitarios, requiere concentrar los esfuerzos humanos, tecnológicos, económicos, educacionales y normativos en el mundo habitacional (casas, condominios, edificios) en donde las tasas de reciclaje son mínimas, a diferencia del mundo Comercial e Industrial, que posee altos estándares en la gestión de ellos.

Necesitamos migrar desde un esquema de limpieza, liderado por las Municipalidades, a un modelo de recuperación de productos valiosos para el reciclaje. Se requieren nuevos modelos de negocio en el post consumo habitacional que sean competitivos, eficaces, eficientes y con altos estándares de transparencia y cumplimiento normativo.

Los municipios deben participar progresiva y obligatoriamente en la separación en origen y dejar los contratos de servicio de retiro y transporte de basura municipal domiciliaria tradicionales para introducir la libre competencia por el producto reciclable. Así los productos reciclables podrán ser atendidos por otras empresas, ya sean recicladoras industriales, recicladoras de base u otras que tengan como objetivo la valorización.

¡No podemos perder tiempo!, Reutilizar es una herramienta efectiva para aumentar el ciclo de vida de un producto y Reciclar es el camino para que materias primas vuelvan a ser incorporados en nuevos productos y así evitar la extracción de material virgen.

Sin duda, la educación y todos los esfuerzos para producir un cambio cultural en la ciudadanía serán vitales para lograr buenos resultados.

Entendemos que este proceso debe ser gradual y que los resultados no serán inmediatos. Los objetivos deben fundarse en una visión de largo plazo, evitando estructuras que entorpezcan su avance. Probablemente no antes de dos décadas se presencie recién índices razonables de sustentabilidad y reciclaje para Chile.