“Como Coactiva debemos generar cambios no sólo a nivel industrial, sino en la concientización sobre el coprocesamiento y el reciclaje”

Bernarda Baeza, gerente general de Coactiva, empresa de valorización energética a través del Coprocesamiento, parte de Polpaico BSA, analizó el rol de la compañía en el cuidado del ecosistema, anticipando las diferentes acciones que se están impulsando para los próximos meses.

La preocupación por el medio ambiente junto a la economía circular es un desafío permanente para Polpaico BSA. En esa línea, en 2005 nació Coactiva, empresa que tiene por finalidad convertir los residuos industriales -peligrosos y no peligrosos – transformarlos en un combustible alternativo para sustituirlo en el horno de las cementeras. Una solución que evita la extracción de recursos naturales y la disposición final en vertederos de materiales no reciclables, disminuyendo en cuatro veces los gases de efecto invernadero dentro de la acción que realizan.

Agregando la importancia del trabajo que se desarrolla en la planta colindante a Cerro Blanco, en la comuna de Til Til: “Nosotros buscamos la valorización energética de materiales que no son reciclables, evitando que vayan a los vertederos, dando una solución sustentable, valorizándolos energéticamente y entregando una nueva vida como combustible”.

Durante el año 2021, Coactiva, que recientemente se incorporó a la Asociación Nacional de la Industria del Reciclaje (ANIR), recibió y gestionó más de 22 mil toneladas de residuos, donde 11 mil toneladas fueron transformadas en combustibles alternativos y el resto fue reciclado como material correctivo mineralógico, contribuyendo de forma tangible al medio ambiente y a una sociedad sin residuos. Ello permite la fabricación de combustibles alternativos que provienen de residuos de otras industrias del país, que no pueden ser reutilizados ni reciclados y que sirven para sustituir a los combustibles fósiles tradicionales. Esto es lo que se conoce como valorización energética, que ayuda a reducir la emisión de CO2 y fomentar la economía circular.

Bernarda Baeza, gerente general de Coactiva, mantiene objetivos ambiciosos, dado en mayor parte por su experiencia en materias medio ambientales, hecho que proyecta una gran meta para los próximos meses: convertirse en un actor importante para el cumplimento de la Ley de Reciclaje y Responsabilidad Extendida del Productor (Ley REP).

“La Ley está comenzando y estamos justo en el momento para aportar ideas, nuevos proyectos y acciones que nos lleven a ser mejores. El primer reglamento que tenemos que cumplir son los neumáticos fuera de uso y en este punto hay varias oportunidades por desarrollar. Por esto mismo, estamos, como empresa, buscando soluciones efectivas que ayuden a cumplir estas metas, debemos trabajar y generar de manera eficiente acciones que marquen la diferencia”, destaca Baeza.

En esa línea, como parte de las nuevas políticas que busca la empresa, está el incorporar más materiales para integrarlos a la balanza, además de ofrecer segregación y también valorizar aceites usados, aumentando el campo de acción y permitiendo ser un actor importante en la implementación de la Ley REP.

“Tenemos que aportar para que podamos alcanzar las metas, y por eso estamos viendo diferentes acciones que nos lleven a eso”, destacó la profesional que lidera Coactiva.

La importancia de concientizar sobre la gestión de residuos

Bernarda Baeza, ingeniera civil industrial, con postgrado en medio ambiente y reutilización de residuos tiene el anhelo de ser un aporte en hacer un mejor planeta, por ello apunta a originar diferentes acciones. “Como Coactiva debemos generar cambios no sólo a nivel industrial, sino en la concientización sobre el reciclaje y la valorización energética”, destaca.

Es así como Coactiva comenzará un plan piloto en el mes de agosto, en alianza con la Municipalidad de Til Til, para enseñar en escuelas sobre la importancia de reciclar y la forma de hacerlo, capacitaciones que buscan educar desde el origen, mediante un plan inicial orientado a profesores, el que durante el 2023 se extenderá a todos los establecimientos de la comuna.

“Capacitar es un beneficio para todos, porque así hacemos más eficiente el proceso, y es así como nosotros queremos ser un aporte para nuestra comunidad y para todos los actores de la Ley REP”, explicó Baeza junto con profundizar en los desafíos que encierra el comprender el coprocesamiento de residuos. “Necesitamos que todo lo que llega desde la casa sea reciclable, y eso se logra enseñando. Hoy en día es muy poco el porcentaje que se utiliza, porque el resto no llega en buen estado para este fin, debemos hacernos responsables como empresas para educar. Es muy importante que todos nosotros aportemos y podamos capacitar, ya que esto nos llevará al éxito”.

Add your Comment